contador gratis Saltar al contenido

Revisión de Amazfit Pace, GPS en la muñeca con muchas buenas ideas para desarrollar

septiembre 19, 2020

La llegada del verano sin duda empujará a los usuarios a salir a la calle y hacer mucho movimiento físico saludable. Es el período de los relojes inteligentes para deportistas y un toque saludable podría venir de Amazfit Pace, un reloj inteligente dedicado al fitness, hermoso a la vista y aparentemente con mucho potencial que hemos puesto a prueba en los últimos días.

Estética

Amazfit Pace es hermoso de ver y manejar. De estilo clásico, con esfera circular, se parece un poco a la serie Moto 360, con una pequeña banda negra en la pantalla, muy probablemente útil para ocultar varios circuitos y sensores. Una caja de cerámica hace que el reloj sea particularmente resistente, pero también minimalista y elegante. El perfil es limpio y lineal y el pequeño botón está casi oculto en la parte posterior, invisible a primera vista. En la parte trasera encontramos el sensor para detectar el latido del corazón, también en modo continuo como veremos en breve, además de los circuitos de carga. La correa de silicona es de excelente calidad, absolutamente cómoda de llevar, incluso durante todo el día, y está disponible en diferentes colores además de ser fácilmente reemplazable, pero Amazfit Pace es compatible con todas las correas de 22 mm. En resumen, cuando se trata de materiales y estética, este smatwatch, particularmente barato (especialmente en la versión china), no tiene nada que envidiar a ningún otro dispositivo y puede eclipsar fácilmente incluso a los relojes de gama alta.

El hardware también es satisfactorio. La pantalla de 1,34 pulgadas tiene una resolución de 320 × 300 píxeles y utiliza tecnología LCD transfectante y, por lo tanto, reflectante. Pesa 54,5 gramos, por lo que es muy ligero, a pesar de sus generosas dimensiones. Dentro de un procesador de 1.2 GHz, 4GB de memoria integrada para almacenar música, 512 MB de RAM y conectividad Bluetooth 4.0, módulo WiFi, GPS + GLONASS, certificación IP67 y uso de al menos 5 días, si es intenso, que puede alcanzar 11 días con un uso suave.

En cuanto a la pantalla, a primera vista se desplaza. De hecho, incluso puede decepcionar. Lo primero que intentará hacer el usuario será aumentar el brillo, para descubrir unos segundos después cómo no es posible hacerlo y sin embargo, tras unas horas de uso, resulta que esta es una de las bazas del reloj.

La luz de fondo es tenue y está diseñada para hacer que el dial sea visible en entornos oscuros, mientras que literalmente se “ilumina” por sí mismo, cuando se ilumina directa o indirectamente por la luz solar gracias a un fondo reflectante. Esto significa que al aire libre, mientras trota, tendrá un reloj particularmente legible en su muñeca, y todo ello consumiendo muy poca batería.

El dispositivo es preciso en el cálculo de pasos, calorías quemadas y frecuencia cardíaca. Cuando inicia una actividad, el GPS tarda unos segundos demasiado en activarse, pero una vez que inicia, rastrea todos los datos con precisión. Amazfit es capaz de analizar carreras, caminatas, entrenamientos en bicicletas estáticas o cintas de correr, así como paseos en bicicleta o elípticas. Durante las actividades, la gran pantalla muestra los datos principales al usuario, como el tiempo de funcionamiento, las calorías quemadas, la distancia recorrida y la frecuencia cardíaca en tiempo real. En resumen, Amazfit realmente no deja nada al azar. Parecería, hasta ahora, el reloj inteligente de fitness perfecto pero …

Solicitud

Pero también hay algunas debilidades que se refieren esencialmente al software. La aplicación para iOS y Android es hermosa a la vista, con una interfaz de usuario moderna y refinada, pero ofrece muy pocos datos y no hace lo que uno esperaría. Básicamente, solo sirve para el primer emparejamiento, para la sincronización de datos, para cambiar las caras del reloj y para decidir qué notificaciones recibir en la muñeca. Las actividades registradas por el reloj no se pueden ver desde la aplicación. Básicamente, esto significa que los pasos, las calorías quemadas, etc., solo se pueden leer en la esfera del reloj. No hay un diario de los días anteriores, no hay un diario para dormir; en definitiva, no hace nada de lo que esperan quienes usan un reloj inteligente para la actividad física.

Es cierto que con la versión china, al hacer algunos cambios es posible sincronizar con la aplicación Mi Fit, pero por defecto, también según las FAQ del fabricante, la pequeña pantalla del reloj sigue siendo la fuente principal donde leer el datos rastreados. Es posible sincronizar con la aplicación Strava, pero en general hay una grave falta de una aplicación oficial digna de ese nombre: si luego consideramos que, no hace falta decirlo, la aplicación Amazfit en iOS no se comunica con Health, estamos realmente por debajo del mínimo en términos de software.

En Android Amazift Pace ofrece la posibilidad de recibir notificaciones en la muñeca para un mayor número de aplicaciones que iOS, que es más limitado. En cualquier caso, incluso en Android, cuando reciba notificaciones sobre aplicaciones de mensajería, no podrá responder de ninguna manera. Además, después de recibir varios mensajes en secuencia de la misma persona, la pantalla del reloj solo mostrará ?2 mensajes entrantes?, sin tener que leer el texto del mensaje. No nos sentimos, sin embargo, para criticar estas elecciones, porque Amazfit es un smartwatch dedicado al fitness, y es normal que falte desde este punto de vista.

Sistema operativo

Luego se encuentran otras dificultades en el sistema operativo AmazFit, que no parece estar entre los más intuitivos. La pantalla está siempre encendida y esto permite que la información básica esté siempre visible. Sin embargo, si desea interactuar con el reloj, será necesario “despertarlo”, tocando dos veces o con el único botón presente. Esto significa que para medir el latido del corazón, ver los pasos del diario o consultar todas las funciones del reloj, se necesitarán muchos toques en la pantalla, navegando por una IU que no es demasiado inmediata. Por lo general, en Android Wear o Apple Watch, simplemente gire la muñeca para estar listo para interactuar con el dispositivo, mientras que en AmazFit debe activar la pantalla para que sea sensible a los toques.

Conclusiones

Amazfit, además de las lagunas de software que para un cierto número de personas podría ser relativo, se aprecia en el uso diario. Es particularmente elegante y se puede llevar en la muñeca durante al menos una semana, sin correr el riesgo de quedarse sin batería. Cuando lo usa para realizar un seguimiento de una determinada actividad física, es indiscutiblemente preciso, además de exacto para contar sus pasos diarios. También se debe enfatizar que el emparejamiento y la sincronización con el reloj inteligente siempre ocurren rápidamente, sin perder el ritmo.

Por algo más de 100 euros es por tanto una compra realmente interesante. No solo porque se ve bien, sino también porque realmente funciona y, cuando es necesario, realiza un seguimiento de sus actividades a la perfección. La esperanza es que el equipo de desarrollo haga el SO más inmediato y, sobre todo, que se mejore la aplicación, integrando las funciones que faltan actualmente ya que Amazfit Pace realmente tiene potencial, y con las precauciones necesarias puede hacer temblar a los grandes. de la industria del fitness.

Suele costar 159 dólares, pero en TomTop, hasta el 8 de mayo, puedes comprarlo por 117,49 ?, utilizando el cupón AJHUAMI8, directamente en esta dirección.

PRO

  • Estéticamente muy hermosa
  • Buenos materiales y construcción
  • Cómodo de llevar
  • Función integrada de GPS y reproductor de música
  • Preciso en las mediciones
  • Relación calidad-precio

VERSUS

  • El departamento de software no está a la altura
  • Brechas en la aplicación para teléfonos inteligentes