contador gratis Saltar al contenido

Proporcionar vacaciones bloqueadas y arruinadas para más de 200 millones de jugadores.

septiembre 17, 2020

Aquellos que habían planeado pasar las vacaciones con un maratón en Fortnite literalmente vieron el jugoso programa que se les escapaba de las narices justo después de haber digerido (con suerte) el muy cargado almuerzo navideño. Como lo confirmó la empresa desarrolladora Epic Games, durante varias horas, los jugadores no pudieron acceder al juego y unirse a los juegos debido a la sobrecarga del servidor. De hecho, las mismas páginas de estado del juego indicaron las palabras “Interrupción parcial” para los servicios y “Rendimiento degradado” para el acceso y el emparejamiento.

No es la primera vez que los jugadores han sufrido un bloqueo de Fortnite y según la tradición el descontento que siguió ha tenido un alcance de clase mundial. Por otro lado, siempre ocurre durante las vacaciones, precisamente porque la afluencia es mayor, y en este caso la nueva videoconsola presente bajo el árbol de miles de niños muy probablemente haya sido cómplice.

Proporcionar vacaciones bloqueadas y arruinadas para más de 200 millones de jugadores.

En este caso concreto, el problema estaba relacionado con la superación de la misión navideña “Take the Elf”, un error -resuelto en las últimas horas- que aumentó los tiempos de espera de los jugadores hasta que bloqueó por completo el acceso. Lástima entonces que la ruptura haya sido tan corta, ya que llegó en un momento en el que, más que ningún otro, habría que dejar de lado todo tipo de actividades solitarias para dejarse divertir por el amor de la familia – sin profundizar en citar el recuerdo del verdadero sentido de la Navidad, porque estaríamos hablando de cristianismo y en un país donde no hay cariño es difícil sacar belenes y crucifijos de lugares públicos el grito de libertad de culto sería al menos inapropiado.

Lástima, decíamos, porque no estamos hablando de abstinencia de chocolates sino de Fortnite, un videojuego que incluso pasó por boca de la Organización Mundial de la Salud el pasado mes de junio, obligado a reconocer su adicción como una enfermedad. Baste decir que solo en Reino Unido, Fortnite ha sido citado en más de 200 casos de divorcio y estaría arruinando la adolescencia de miles de niños, con casos extremos en los que sienten la necesidad de mantenerse conectados durante más de 12 horas seguidas para buscar. para ganar desafíos en los que 99 jugadores compiten al mismo tiempo.

Proporcionar vacaciones bloqueadas y arruinadas para más de 200 millones de jugadores.

Incluso los atletas profesionales serían adictos a él: el personal de Vancouver Canucks de la Liga Nacional de Hockey dice que tuvieron que prohibirlo ya que impedía la organización de reuniones y cenas de equipo. Incluso se rumorea que David Prince, de los Boston Red Sox de la Major League Baseball, tuvo una actuación desastrosa contra oponentes históricos de los Yankees de Nueva York debido a problemas en la muñeca que pueden haber sido exacerbados por Fortnite. Otros jugadores de béisbol profesionales están tan sujetos a ello que incluso han encontrado la manera de conectar el juego al sistema de video del estadio para poder jugar con él entre sesiones. Los descansos forzados de Fortnite son bienvenidos, especialmente en Navidad.