contador gratis Saltar al contenido

Phil Schiller: “Hacer un discurso de apertura puede poner su vida en riesgo”

septiembre 17, 2020

Hacer una nota clave puede ser peligroso. Hasta el punto de que también te arriesgas a romperte el cuello por las vicisitudes a las que te ves obligado. Este es uno de los curiosos y entre bastidores revelados por Phil Schiller, vicepresidente senior de marketing mundial de Apple, durante una entrevista de podcast. Tecnología accidental con John Siracusa, Marco Arment y Casey Liss. En la charla de aproximadamente una hora, hablamos sobre WWDC, la Conferencia Mundial de Desarrolladores anual – que este año se llevará a cabo del 3 al 7 de junio en San José en el Centro de Convenciones McEnery, lo que implica y los esfuerzos organizativos de Apple .

El evento anual cuenta con la participación de 5000 desarrolladores de todos los países del mundo, con miles de ingenieros de Apple, sin mencionar los diversos corresponsales de prensa, en otras palabras, el “Apple Superbowl”, el evento durante el cual están muestra las próximas evoluciones de iOS, macOS, watchOS, tvOS y, en algunos casos, incluso hardware nuevo.

Este año marca el 30 aniversario de la conferencia de desarrolladores. El ejecutivo de Apple asistió a 28 conferencias, incluidas aquellas que presentaban tecnologías como QuickTime, Mac OS X y la App Store, productos y servicios que a menudo requerían años de trabajo.

El plazo anual que impone esta cita, por artificial que sea, es desde el punto de vista de Schiller, un elemento positivo que nos obliga a trabajar de forma coherente y en la misma dirección.

A lo largo de los años, los preparativos han cambiado, forzados por el inmenso mercado objetivo con el que Apple está tratando ahora. ?Hemos pasado de una única plataforma, a muchas diferentes?, explica Schiller, ?con productos que se cruzan y cada uno tiene sus peculiaridades?. ?Cuando lanzas iOS, tienes que pensar que iOS es para iPhone, para iPad y también la base de watchOS. También está en el corazón del HomePod y le permite aprovechar funciones como Continuity de Mac. Todas estas adicciones son sumamente importantes ?.

Phil Schiller

?Con varios meses de anticipación?, continuó Schiller, ?sabemos que las funciones están en camino, pero necesitamos tener una buena visión general y suficiente confianza en nuestra capacidad para mostrar la mayoría de las funciones en beta. También hay funciones de las que no podemos hablar de inmediato, porque están vinculadas a proyectos venideros ?.

Decenas de equipos dentro de la empresa se ocupan de las interdependencias, de forma similar a los ?controladores de tráfico aéreo?, explica Schiller. ?El objetivo es crear un producto de calidad. No somos perfectos, pero ese es nuestro objetivo ?.

Apple cuenta con una comunidad con cientos de miles de desarrolladores, pero solo 5000 son los que se pueden alojar en la WWDC, seleccionados al azar para no dañar a nadie. Los asientos se agotan en pocas horas, aunque el boleto cuesta $ 1600 (a los que hay que sumar viajes y alojamiento). Sin embargo, muchos desarrolladores están dispuestos a pagar para participar en sesiones técnicas, talleres prácticos y tener la oportunidad de hablar con destacados oradores y la oportunidad de colaborar con los ingenieros de Apple que dan vida a las tecnologías y marcos utilizados por los programadores.

Las soluciones que permitirían acomodar a más personas no tienen sentido según Schiller, ya que perderían personas, con menos ingenieros disponibles para hablar. Apple, desde hace algún tiempo, al final de la WWDC ha estado haciendo videos de las distintas conferencias disponibles. Solía ??llevar meses, explica Schiller, mientras que ahora los videos y las transcripciones con subtítulos están disponibles para todos en unas pocas semanas o días ?.

Aquellos que no tienen la oportunidad de participar en este evento pueden participar en otros eventos o instalaciones dedicadas en otras partes del mundo. Están las “Charlas sobre tecnología” en algunas grandes ciudades, la “Academia de desarrolladores” en Italia y Brasil, los “Laboratorios de aceleración” en India, pero también el “Campamento de emprendedores” diseñado para proporcionar a las mujeres que trabajan en el campo del desarrollo de aplicaciones las herramientas necesarias para trabajar en la economía global moderna.

Schiller dice que el deseo de la compañía es brindar a los desarrolladores grandes y pequeños las mismas oportunidades. Un principio que está en el corazón de la App Store, en contraste con el software que anteriormente se vendía en caja. La plataforma desmaterializada en cuestión ofrece el mismo acceso a los diversos recursos puestos a disposición por Apple.

La Casa de Cupertino ha trabajado para mejorar la App Store que ahora ofrece contenido editorial en la sección “Hoy”, con reportajes, entrevistas, retratos de desarrolladores y selecciones de varios software: “El equipo editorial garantiza que beneficiarse de estos recursos de marketing también son los pequeños desarrolladores los que crean excelentes aplicaciones ?. Hay mucho en juego tanto para Apple como para las empresas de software. ?Tenemos alrededor de 500 millones de visitantes a la semana en la App Store?: una multitud cuyas idas y venidas se analizan de forma anónima para tratar de comprender qué funciona y qué no.

Phil Schiller (izquierda) y Craig Federighi (Vicepresidente senior de ingeniería de software)Phil Schiller (izquierda) y Craig Federighi (Vicepresidente senior de ingeniería de software)

La peculiaridad de WWDC es que reúne a tres públicos muy diferentes: desarrolladores, prensa y usuario medio. Apple intenta estudiar los anuncios para equilibrar las expectativas de estos tres objetivos. En las presentaciones, explica Schiller, ?no hablamos de detalles relacionados con la API porque también tenemos usuarios que simplemente observan y quieren entender qué vamos a hacer y qué funciones son realmente útiles para ellos. Para los desarrolladores se planifican jornadas y conferencias técnicas específicas, dirigidas a aquellos que entienden el código.

Schiller dice que no le temen las demostraciones principales, por lo que solo está un poco ansioso. Él y sus colegas como Craig Federighi son embajadores ?simples? que durante dos horas muestran los resultados de ?cientos, si no miles, de ingenieros que han trabajado duro. Es un honor y una responsabilidad presentar su trabajo, transmitir un mensaje. También somos clientes internamente.

También amamos estos productos, entendemos los esfuerzos y tratamos de presentarlos de la mejor manera. Como nos gustaría si fuéramos clientes habituales asistiendo a las demostraciones.

Schiller continúa citando una anécdota de 1999 con motivo de la presentación de iBooks con WiFi, una tecnología en gran parte desconocida para el público en general en ese momento. A modo de broma había saltado con el portátil en la mano desde una altura de tres metros, para demostrar que la conexión inalámbrica estaba activa. Inicialmente, el equipo de Apple había pensado en usar un maniquí con la forma de Flik, ??la hormiga de “A Bug’s Life – Megaminimondo”, pero Steve Jobs quería una persona real y le sugirió a Schiller que lo hiciera. Schiller respondió con entusiasmo, afirmando, en broma, que no firmaría el comunicado y que si moría por un accidente, su familia demandaría a Apple.

Hacia el final del podcast, la discusión se convierte en la industria automotriz, una pasión de Schiller. No revela nada sobre los planes de Apple en este ámbito pero sabemos que es un apasionado de los motores y descubrimos que su coche favorito es el italiano: el Ferrari F50 Spider. El podcast completo se puede encontrar en esta dirección.