contador gratis Saltar al contenido

Para el director del FBI es necesario frenar el cifrado de los teléfonos inteligentes

septiembre 17, 2020

No se deberían permitir mecanismos de cifrado ilimitados y no regulados que permitan a los delincuentes esconderse. Así lo afirmó Christopher Wray, director del FBI, en una entrevista en contexto de la conferencia RSA en San Francisco.

Según Wray, los mecanismos de cifrado deberían tener limitaciones. “Un espacio sin algunas limitaciones, completamente fuera del control de la policía y que permite que los delincuentes se escondan, no puede ser sostenible para siempre”.

El comentario del director del FBI es otro intercambio entre agencias gubernamentales y expertos en seguridad sobre la antigua cuestión del papel del cifrado en la seguridad pública. Los organismos de investigación como el FBI han repetido durante mucho tiempo que las empresas de TI como Apple siempre deben poder proporcionar una “clave” que permita el acceso a los dispositivos de sospechosos y delincuentes. Los expertos en ciberseguridad sostienen que las tecnologías de cifrado son cruciales para mantener seguros los datos y los sistemas. Permitir que las fuerzas del orden eludan los mecanismos de cifrado también ofrecería potencialmente acceso no deseado a terceros.

Christopher Wray, es el octavo director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) tras el despido de su predecesor, James Comey.Christopher Wray, es el octavo director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) tras el despido de su predecesor, James Comey.

Las empresas de TI se oponen firmemente a crear lo que ven como una “puerta trasera” (acceso secundario) que permita a terceros acceder a los datos de los usuarios. En los Estados Unidos, el FBI planteó el problema ya en 2016, después del tiroteo en San Bernardino. Durante la investigación que siguió al ataque en California, el detective le había pedido a Apple que creara una puerta trasera para acceder al iPhone del asesino Syed Rizwan Farook.

La multinacional de Cupertino respondió con un no decidido en nombre de la privacidad del usuario. Los motivos de la negativa fueron informados en una extensa carta del CEO Tim Cook, quien ya ha explicado en otras ocasiones que solicitudes de este tipo pueden socavar las libertades de los ciudadanos, creando peligrosas debilidades intrínsecas en los dispositivos.

Según algunos investigadores, el problema podría resolverse con un nivel de riesgo aceptable, por ejemplo, estudiando nuevas formas de desbloquear datos cifrados con métodos seguros, utilizando una clave de acceso no vinculada al dispositivo en sí, permitiendo a los fabricantes proporcionarla cuando así lo requiera una disposición de una corte.

Tim Cook ha explicado en otras ocasiones que si bien las intenciones del FBI y afines son buenas, “estaría mal obligarnos a integrar puertas de acceso confidencial en nuestros productos”. La puerta trasera, dijo Cook, es algo que “simplemente no tenemos y consideramos demasiado peligroso de crear”. ?En las manos equivocadas, este software tiene el potencial de desbloquear físicamente cualquier iPhone en posesión de alguien. Y aunque el gobierno puede argumentar que su uso se limitaría a este caso, no hay forma de garantizar ese control “.

Para acceder a dispositivos con código bloqueado, muchas agencias de aplicación de la ley están aprovechando costosos accesorios especializados como GrayKey, una caja que se conecta al puerto Lightning de los iPhones que intenta desbloquear dispositivos con el método de fuerza bruta (probando todos los códigos posible). En las últimas actualizaciones de iOS, Apple ha integrado mecanismos que hacen inútiles los intentos de desbloqueo con GrayKey y similares.

Hasta la fecha, no existen leyes que requieran que los fabricantes de teléfonos inteligentes colaboren con las fuerzas del orden y varios expertos en seguridad están en contra de la creación de puertas traseras. Tal mecanismo, como ya se mencionó, podría hacer que los teléfonos sean más vulnerables. En Estados Unidos, el fiscal general adjunto Rod Rosenstein había criticado previamente la posición de Apple y Silicon Valley en general, señalando que en la era Trump el Departamento de Justicia habría sido más agresivo, haciendo todo lo posible para conseguir las “llaves” de los grandes nombres. de TI.

Wray, en su entrevista informada por Cnet, habló del cifrado como algo “provocador” y no dio detalles adicionales sobre cómo las empresas en el mundo de las tecnologías de la información deberían comportarse proporcionando procedimientos de cifrado robustos y garantizando el acceso a las fuerzas del orden. Wray también ha informado, entre otras cosas, de un fuerte crecimiento en las amenazas de “varios enemigos extranjeros” que dependen de los ciberdelincuentes para diversas acciones, lo que hace que las herramientas de cifrado de datos sean aún más necesarias.