contador gratis Saltar al contenido

Mercedes-Benz está estudiando señales luminosas para vehículos autónomos

septiembre 17, 2020

Un elemento esencial de la movilidad del futuro será la conducción autónoma. La empatía y la confianza son factores indispensables para aceptar vehículos autónomos. Para tener confianza en el automóvil, debe comprender de manera inmediata e intuitiva cómo va a actuar. Mercedes-Benz estudia lo que llama “confianza informada” con la ayuda del “Coche cooperativo”.

El Cooperative Car, basado en la Clase S, está equipado con un sistema de señalización luminosa de 360 ??grados, que anticipa las acciones del automóvil de una manera diferente a los usuarios de la carretera:

  • Luz fija: el automóvil viaja en modo de conducción autónoma, independientemente de si está en movimiento o parado.
  • Parpadeo lento: el coche está a punto de frenar.
  • Parpadeo rápido: el coche está a punto de salir.

También se probaron señales de luz alternativas con el Coche Cooperativo. Las franjas turquesas brillantes en el parabrisas, la parrilla del radiador, los faros, los espejos exteriores y la parte inferior de las ventanas indican que el modo de conducción autónoma está activo, lo que indica a los peatones y otros usuarios de la carretera que el vehículo viaja de forma independiente. Gracias a las pequeñas hileras de puntos de luz en el techo, otros usuarios de la carretera saben que han sido reconocidos. Durante el proceso, solo las personas o ciclistas, cuya trayectoria coincide con la del automóvil, son alertados por señales luminosas. De esta forma, el coche cooperativo recrea el contacto visual natural que se habría establecido entre el conductor y los peatones.

El Coche Cooperativo informa al entorno que lo rodea incluso antes de la salida. Las tiras de luz, que recorren todo el perímetro del automóvil, crean la señal luminosa correspondiente. Los retrovisores exteriores se abren, la parte trasera y luego la delantera del coche se elevan. Estos movimientos recuerdan a los de un ser humano que se despierta y se pone de pie, lo que permite a las personas comprender esta forma de comunicación de forma intuitiva.

La señalización luminosa de 360 ??° es de especial importancia para la información de los peatones. Estos son los resultados que surgieron de varios estudios sobre luces realizados por Mercedes-Benz en Sindelfingen y en el Centro de Pruebas y Tecnología de Immendingen, inaugurado en septiembre de 2018. En este sentido se analizaron las reacciones de los peatones ante la presencia de vehículos autónomos con diferentes sistemas de señalización. diversas situaciones de tráfico. Quedó claro que la señalización luminosa es un factor decisivo tanto para el reconocimiento de los vehículos autónomos como para la sensación de seguridad de los peatones.

La gente aprecia la señalización luminosa, especialmente en situaciones en las que anteriormente ha habido interacción con el conductor. Normalmente, de hecho, se busca el contacto visual con el conductor cuando se intenta cruzar la calle. Si un vehículo comunica el modo de conducción autónoma a través de señales de luz, el peatón se siente seguro, incluso si los pasajeros no prestan una atención obvia al tráfico.

La mayoría de los participantes del estudio prefirieron el turquesa como color de señalización. Los resultados de la investigación sobre el tema de la ‘conducción autónoma’ también serán presentados por Mercedes-Benz a SAE International, la Asociación Internacional de Ingenieros que, entre otras cosas, está involucrada en el desarrollo de nuevas reglas relacionadas con la movilidad. La Casa della Stella propondrá la adopción en el campo de la automoción del color turquesa, nunca utilizado hasta ahora, para realizar la señalización de 360 ??°.

Mercedes-Benz está estudiando señales luminosas para vehículos autónomos

Además de los estudios y las señales luminosas ilustradas a través del Coche Cooperativo, Mercedes-Benz está trabajando en proyectos visionarios de mayor alcance, cuyo objetivo es hacer posible una “confianza informada” entre el hombre y la máquina. Confianza informada vs. confianza ciega. En este sentido, toda la superficie exterior del vehículo se convierte en un medio de comunicación integral y la carrocería tradicional se transforma en ‘carrocería digital’.

Mercedes-Benz ya había dado un primer paso en esta dirección en 2015, presentando el concept car F 015 equipado, entre otras cosas, con una parrilla frontal digital, también utilizada como medio de comunicación. Un año después, esta idea también fue adoptada por Vision Van, un prototipo de vehículo comercial eléctrico con drones-mensajeros integrados para el servicio de entrega de última milla, equipado con indicadores LED digitales insertados en la parte delantera y trasera. De este modo, el vehículo puede, por ejemplo, alertar a otros usuarios de la carretera que lo siguen con mensajes como “El vehículo se está deteniendo”.

En 2018 la Vision URBANETIC, un concepto concebido como una movilidad eficiente, sostenible y ‘bajo demanda’, vuelve a hacer referencia a este leitmotiv. Este prototipo, basado en una plataforma de conducción autónoma con módulos intercambiables para el transporte de mercancías y pasajeros, es capaz de comunicarse con su entorno a través de un ‘sombreado digital’ en la carrocería, que permite, por ejemplo, proyectar la sombra de un peatón, cuando los sensores de 360 ??grados del vehículo detectan su presencia en las inmediaciones. Gracias a esta interacción, el peatón puede estar seguro de que ha sido detectado por el vehículo y, por tanto, puede actuar en consecuencia.

Sobre la base de estas innovaciones, Mercedes-Benz está trabajando en más soluciones para poner la misma información a disposición de los ocupantes y peatones del vehículo sobre las percepciones y las próximas acciones que realizará el vehículo. Los ocupantes también podrán decidir qué comunicará el vehículo al exterior, con el fin de crear un ‘efecto capullo’ dentro del vehículo para convertirse en un espacio protegido para sus pasajeros.