contador gratis Saltar al contenido

Más allá de las SSD, se ha creado nuevo material para almacenar datos

septiembre 19, 2020

Un pequeño trozo de película podría ser la clave para almacenar datos más rápido, con mayor capacidad y menor consumo de energía que la memoria de estado sólido actual.

Científicos del Departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática de la Universidad Nacional de Singapur – explica Cnet – han combinado cobalto y paladio para crear una película capaz de albergar de forma estable partículas conocidas como skyrmioni magnético, un prometedor objeto topológico de la ciencia de la espintrónica, que estudia técnicas capaces de para almacenar información en los estados de giro de átomos y moléculas, que se puede imaginar como la dirección del eje alrededor del cual giran.

Los Skyrmioni como material magnético se descubrieron en 2009 y normalmente se estabilizaron con un campo magnético. El nuevo material permite la creación de ?skyrmions magnéticos estables a temperatura ambiente sin necesidad de mecanismos que afecten al campo magnético?. Los discos duros tradicionales utilizan una técnica que divide la superficie de un medio magnético en pequeñas regiones (“dominios”), en las que los espines de los átomos apuntan en la misma dirección y en la misma dirección. Habiendo alcanzado el límite físico de la miniaturización, los skyrmions magnéticos permitirían explotar configuraciones de espín que se envuelven en una estructura de vórtice, y explotar dimensiones mucho más pequeñas que las de los dominios actuales (el factor de densidad podría crecer de 10 a 100 veces) .

Skyrmioni se puede mover muy rápidamente en estructuras nanoscópicas, no requiere partes móviles y, por lo tanto, permitiría la creación de dispositivos más robustos y confiables. Como siempre, este tipo de investigación requerirá años de prueba y error antes de ver usos prácticos en productos comerciales.

El profesor asociado Yang Hyunsoo (izquierda) y el investigador Shawn Pollard, miembros del equipo de la Universidad Nacional de Singapur que trabajan en skyrmions magnéticos.El profesor asociado Yang Hyunsoo (izquierda) y el investigador Shawn Pollard, miembros del equipo de la Universidad Nacional de Singapur que trabajan en skyrmions magnéticos.