contador gratis Saltar al contenido

Los nuevos procesadores ARM con DynamIQ, también diseñados para realidad aumentada

septiembre 19, 2020

ARM, cuyas tecnologías sustentan los procesos Axe de Apple, ha anunciado DynamIQ, una nueva tecnología para CPU Cortex-A presentada como sentando las bases para la próxima generación de procesadores móviles.

Con mucho énfasis, la compañía define el anuncio como “el mayor cambio de arquitectura desde 2001”, hablando de mejoras que deberían mejorar en gran medida el desempeño de actividades relacionadas con la inteligencia artificial o la Realidad Aumentada, con incrementos de velocidad. de ejecución de algunas operaciones hasta 50x por tres a cinco años.

Se han encontrado formas de reducir las latencias de las funciones relacionadas con el procesamiento aritmético, aumentando en general la transferencia de grandes cantidades de datos y, al mismo tiempo, permitiendo que la confidencialidad de los datos se gestione de forma más segura.

ARM planea usar esta tecnología en chip para varias industrias, incluidas las integradas en automóviles y objetos de IoT. Las CPU de nueva generación podrán gestionar las funciones relacionadas con la gestión de la memoria de forma más eficaz, adaptando de forma “inteligente” la memoria disponible en función de la aplicación que se esté ejecutando. Las aplicaciones que utilizan la memoria de forma intensiva, como, por ejemplo, las relacionadas con la Realidad Aumentada, pueden tener toda la memoria disponible disponible, las menos pesadas, como, por ejemplo, las aplicaciones para streaming de música, explotarán una cantidad reducida de memoria, contribuyendo al ahorro de energía.

Además de las tecnologías que mejorarán la funcionalidad relacionada con la inteligencia artificial, según ARM DynamIQ permitirá proponer configuraciones de todo tipo, flexibles y escalables, soluciones con rendimiento de varios niveles. Las funciones de ahorro de energía se podrán utilizar desde un solo dispositivo hasta los entornos de nube, lo que permitirá la creación de dispositivos aún más delgados, con una mayor duración de la batería y más parques en consumo.

Recordemos que, como se mencionó al principio, las tecnologías ARM son la base de todos los procesadores de Apple. Toda la serie “A” de CPU de iPad y iPhone se construye utilizando la microarquitectura ARM, aunque Apple optimiza y personaliza masivamente los componentes que construyen TSMC y Samsung.