contador gratis Saltar al contenido

iPhone 2019 y los nuevos problemas de suministro de riesgo de Android

septiembre 17, 2020

Prácticamente siempre, cada año, cuando se acerca la llegada de los iPhones de nueva generación, comienzan a circular informes alarmistas sobre problemas de stock y producción: esta vez, sin embargo, no solo podrían estar involucrados los sucesores del iPhone XS Max, XS y iPhone XR. pero también los dispositivos Android que llegarán en otoño.

Los problemas parten de una serie de fricciones entre Japón y Corea del Norte que se remontan a la Segunda Guerra Mundial. En octubre, la Corte Suprema de Corea del Sur dictaminó que Nippon Steel de Japón debe recompensar a los surcoreanos por el trabajo forzoso durante la Segunda Guerra Mundial. Por otro lado, Japón afirma que la disputa se resolvió por completo ya en 1965 con los acuerdos firmados entonces entre las dos naciones.

En el momento de redactar este informe, la situación se ha estancado y Japón está considerando introducir restricciones a las exportaciones a Corea del Sur de algunos materiales especiales, que son esenciales para la producción de teléfonos inteligentes y componentes y electrónicos.iPhone 11 Max, las representaciones de la cubierta muestran el nuevo botón de silencio y másLos materiales afectados por las restricciones incluyen fluoruro de hidrógeno resistivo y de alta pureza y poliamida fluorada. El primero se utiliza como gas de grabado en la producción de semiconductores, mientras que el segundo se requiere para la producción de pantallas de teléfonos inteligentes.

Japón es el mayor productor mundial de ambos materiales: se estima que el 90% de la producción mundial de poliamida fluorada y el 70% del gas de grabado provienen de la Tierra del Sol Naciente. Las restricciones a la exportación aún no han entrado en vigor, pero se espera un anuncio del gobierno japonés a tal efecto el lunes, informó Reuters.

El iPhone es caro, pero vale la pena con el tiempoLas empresas japonesas que deseen exportar estos materiales a Corea del Sur deberán solicitar un permiso de exportación que puede tardar unos 90 días en aprobarse. Por tanto, no se trata de un bloqueo completo, sino de una complicación burocrática que corre el riesgo de ralentizarse o crear problemas tanto para Samsung como para LG.

Además de producir teléfonos inteligentes con su propia marca, tanto Samsung como LG son importantes proveedores históricos de Apple para pantallas y más. Del mismo modo, LG y Samsung también suministran pantallas a otras marcas y fabricantes de Android. Se estima que gran parte de las pantallas OLED de los sucesores del iPhone XS Max y XS serán construidas por Samsung y en porcentajes menores por LG y posiblemente también por el Boe de China. En cambio, la mayoría de los paneles LCD para el heredero del iPhone XR parecen haber sido encargados nuevamente a Japan Display.