contador gratis Saltar al contenido

Facebook vende las crisis de adolescentes de sus usuarios a los anunciantes

septiembre 19, 2020

Cuando no paga, significa que usted es el producto. Todos sabemos esto, pero tendemos a olvidarlo con demasiada frecuencia. Esto se aplica a la publicidad en televisión y obviamente y sobre todo se aplica a los buscadores y redes sociales como Facebook. Este último, como nos enteramos de un informe que se filtró desde la oficina australiana de la compañía, según The Australian, y como ya hemos escrito aquí, es “culpable” de vender incluso a sus usuarios más jóvenes, los adolescentes. (14 años en adelante) en el momento de las crisis psicológicas características de esa edad, a los anunciantes.

Según el informe, Facebook ha desarrollado un algoritmo capaz de determinar y proporcionar a los anunciantes información sobre “momentos en los que los jóvenes necesitan un impulso de confianza”. Las palabras clave de los estados emocionales de los adolescentes son las recogidas por el buscador semántico que utiliza el algoritmo: “inútil”, “inseguro”, “derrotado”, “ansioso”, “ridículo”, “sin rumbo”, “estúpido”, “Abrumado”, “estresado” y “un verdadero fracaso”. La capacidad semántica del algoritmo nos permite declinar en diferentes contextos no solo las formas gramaticales de estos y otros términos, sino también utilizarlos como ontologías para buscar otras palabras, expresiones y frases que tengan significados atribuibles a esos términos básicos. Y por tanto “pellizcar” a los usuarios adolescentes en crisis, para denunciarlos a los inversores.

Otros estados de ánimo también son importantes para los anunciantes. El momento en que los hombres y mujeres jóvenes quieren “verse bien y tener más confianza en su cuerpo” y “hacer ejercicio y perder peso”.

adolescentes de facebook

Obviamente, Instagram también es parte del proceso, ya que es una subsidiaria de propiedad total de Facebook. Y las redes sociales de fotos cuadradas se utilizan para ilustrar a los anunciantes “cómo las personas representan visualmente momentos de sus vidas, como comidas”, ropa o vacaciones.

Hay muchas consideraciones interesantes que se recogen en el breve informe de unas quince páginas y que serían perfectas para un estudio (anonimizado) de alguna facultad importante de sociología o pedagogía. Lástima, sin embargo, que Facebook haya construido esta máquina para exprimir las emociones de los jóvenes con el objetivo de obtener ganancias. Y, a pesar de las negativas de las redes sociales de las que nos damos cuenta en nuestro artículo anterior, el problema permanece absolutamente abierto, porque se basa en una cuestión de confianza hacia Facebook.

Preguntémonos: quién confía en que en realidad ?Facebook no ofrece herramientas para identificar a las personas en función de su estado emocional. El análisis realizado por un investigador australiano tiene como objetivo “ayudar a los especialistas en marketing a comprender cómo se expresa la gente en Facebook”, como dijo un portavoz. ¿Seriamente? Lo creemos? ¿Realmente tenemos tanta fe en una empresa cuyo modelo de negocio es vender la atención de sus usuarios a los anunciantes?

adolescentes de facebook