contador gratis Saltar al contenido

ERP: ¿mejor en la nube o en la nube?

febrero 28, 2020

En la imaginación colectiva, ERP es sinónimo de estandarización, rigor, eficiencia. Nube sinónimo de innovación, colaboración, flexibilidad.

por Gianluca Salviotti *

Gianluca Salviotti En el ERP colectivo imaginación sinónimo de estandarización, integración, rigor, eficiencia. Nube sinónimo de innovación, colaboración, flexibilidad, efectividad. En lo que respecta a mundos en aparente oposición, la adopción de los sistemas ERP proporcionados por el ERP en la nube como servicio parece haber excedido las previsiones proporcionadas hace unos años por los analistas del mercado de las TIC. Sin embargo, no todos los actores en juego se están acercando al Del mismo modo, la oportunidad de combinar el paradigma de la nube con las características y la funcionalidad de los sistemas ERP. De hecho, existe un continuo ideal de posibles combinaciones de las dos tecnologías que se enrollan alrededor de 2 modelos principales:1. LERP en la nube,2. LERP en la nube. La diferencia es tan sutil en términos tan profundos en sustancia

Figura 1ERP Cloud

El primer modelo representa una evolución del ERP local e in situ, firmemente anclado a una infraestructura dedicada propiedad de la empresa, con una combinación de características estándar y personalizaciones diseñadas en procesos definidos. En comparación con el modelo tradicional, lERP en la nube ubicada en una infraestructura compartida. La infraestructura puede ser propiedad de la empresa (Centro de datos corporativos) o de un proveedor externo (Hosting). Independientemente de la elección de una nube pública o privada, ERP mantiene una base de datos dedicada, así como una identidad en términos de funcionalidad y procesos compatibles. Las implicaciones administrativas de este modelo son bastante conocidas: alta inversión inicial (licencias + implementación), medio- larga parametrización, altos costos anuales para personas internas y / o externas que se encargan del servicio, inversiones posteriores para actualizaciones y pasos de lanzamiento. El segundo modelo se basa en la fusión perfecta entre la solución ERP y el paradigma de la nube. ERP no descansa en la nube, sino que se concibe de forma nativa en la nube. El proveedor proporciona una plataforma compartida entre múltiples compañías, una tecnología de base de datos única y la misma funcionalidad estándar para todas las compañías usuarias. Las personalizaciones son posibles para clientes individuales y se habilitan mediante la apertura de la plataforma al mundo exterior, gracias a la exposición de las interfaces de programación (API). Cuanto más utilice el proveedor las interfaces estándar, más se orientará su solución Cloud ERP hacia la colaboración entre desarrolladores para la creación de nuevas funciones, por lo tanto, innovación, flexibilidad y eficacia. La estabilización y difusión de nuevos desarrollos conduce a su posible promoción a la funcionalidad estándar, en un ciclo virtuoso de mejora continua para los clientes. Desde un punto de vista económico, más allá del costo de entrada, el pago de una tarifa periódica (valorada según el consumo, por usuario o según otros métodos) también debería garantizar la innovación permanente de las funciones estándar. La funcionalidad de compartir también le permite reducir los tiempos de implementación.El segundo modelo es sin duda fascinante y prometedor. Sin embargo, no es para todos: para muchas empresas, la solución On-premise propietaria o alojada no puede ser reemplazada por Cloud pura. Estas empresas suelen ser grupos multinacionales que tienen un modelo operativo de fuerte estandarización e integración media-alta2, con años de inversiones en soluciones globales de ERP. Para estas realidades, el modelo dominante es el de ERP en la nube, que permite racionalizar los costos de infraestructura y proporcionar servicios de ERP a sucursales diseminadas por todo el mundo. Sin embargo, sin perjuicio de lo que se ha dicho hasta ahora, donde las sucursales no necesitan integrarse y operar Con los estándares de la sede, en virtud de un modelo operativo de descentralización parcial y una menor complejidad operativa, surge la posible coexistencia entre un ERP local en las instalaciones y un ERP local puro en la nube. Esta estrategia, llamada ERP de dos niveles o ERP híbrido, parece representar hoy el área en la que se están centrando tanto los proveedores de juegos puros nacidos para ofrecer soluciones de ERP en la nube como los productores tradicionales de ERP3.LERP en la nube se está estableciendo como una solución Interesante para todas aquellas empresas que tienen necesidades contingentes, para las cuales la implementación rápida y la escalabilidad funcional, junto con los costos relativamente más bajos y la menor necesidad relativa de personal de TI, representan los principales impulsores de la adopción. Las empresas de nueva creación o las pequeñas y medianas empresas ubicadas con pocos recursos de TI son un ejemplo típico.

*Gianluca Salviotti, PhD, SDA Profesor de Gestión de Sistemas de Información en SDA Bocconi School of Management, donde es responsable, entre otros, del curso Business Application Manager. apasionado por las empresas, la Web y las aplicaciones empresariales. autor de sistemas ERP y gestión de la complejidad y otros libros y artículos sobre el mundo ERP. Con la excusa de la investigación, está tratando con Wine Business.