contador gratis Saltar al contenido

El Reino Unido quiere monitorear a todos con vigilancia masiva sobre telefonía y datos.

septiembre 19, 2020

El gobierno británico ha establecido en secreto un mecanismo de vigilancia que permitiría monitorear las comunicaciones de la población insertando varios tipos de puertas traseras en los sistemas de comunicación. En un documento que contiene la propuesta de reglamento (aquí en PDF) informado por The Register se explica que todas las empresas que se ocupan de la comunicación, incluidas las telefónicas y los proveedores de servicios, estarán obligadas a brindar acceso en tiempo real en el plazo de un día hábil. y completo para las comunicaciones de cualquier individuo, así como “datos secundarios” relacionados con la persona en cuestión.

Entre los contenidos a los que el gobierno del Reino Unido solicita acceder, también hay datos encriptados y por lo tanto las empresas del territorio no pueden proponer mecanismos de encriptación de extremo a extremo sobre los datos y la introducción de puertas traseras en el sistemas que permitan a las autoridades acceder a cualquier tipo de comunicación. Los proveedores que se ocupan de la comunicación deben crear mecanismos de vigilancia a gran escala capaces de permitir la interceptación en tiempo real de al menos un usuario de cada 10.000; en otras palabras, el gobierno del Reino Unido quiere poder interceptar hasta 6500 personas simultáneamente en cualquier momento.

Según lo informado en la propuesta, las empresas telefónicas y otras plataformas de comunicación deben “brindar y garantizar la posibilidad de revelar, en la medida de lo posible, el contenido de las comunicaciones o datos secundarios en forma inteligible y eliminar las protecciones electrónicas aplicadas por o en nombre de los operadores de telecomunicaciones a comunicaciones o datos “.

Se han indicado notas con funcionalidad técnica a algunas empresas seleccionadas, principalmente proveedores de servicios de Internet y empresas de telecomunicaciones, pero mientras tanto Open Rights Group, una asociación que se ocupa, entre otras cosas, ha identificado un borrador de las solicitudes. protección de los derechos civiles y humanos en el contexto digital. El documento (informado aquí) ya habría pasado el escrutinio del comité asesor técnico del Reino Unido, que incluye a seis representantes de la empresa de telecomunicaciones (O2, BT, BSkyB, Cable and Wireless, Vodafone y Virgin Media), seis personas que se ocupan de las intercepciones en nombre del gobierno y un gerente general. En la práctica, lo propuesto en la consulta ya ha sido aprobado por las organizaciones indicadas en el documento.

No está claro cuándo el Ministerio del Interior revelará públicamente los detalles pero, antes de convertirse en ley, la propuesta deberá, en cualquier caso, ser aprobada formalmente por ambas Cámaras del Parlamento.

vigilancia