contador gratis Saltar al contenido

De Mastercard la tarjeta de crédito biométrica con lector de huellas integrado

septiembre 19, 2020

Mastercard presentó una tarjeta de crédito biométrica de nueva generación que combina las ventajas de la tecnología chip con las del sistema de huellas dactilares, para verificar de forma práctica y segura la identidad del tarjetahabiente durante las compras en tienda. Sudáfrica es el primer país en probar esta tecnología innovadora con dos versiones de prueba realizadas junto con Pick n Pay, una cadena minorista y Absa Bank, una subsidiaria de Barclays Africa. La nueva tarjeta biométrica, basada en la tecnología de escaneo de huellas dactilares utilizada por los sistemas de pago móviles recientes, puede ser utilizada por cualquier terminal EMV en todo el mundo.

El funcionamiento es sencillo. El titular de la tarjeta activa la tarjeta de crédito registrando las huellas digitales directamente en su banco o institución de crédito. Al registrarse, su huella digital se convierte en una plantilla digital encriptada que se almacena en la propia tarjeta. De esta forma la tarjeta de crédito está lista para ser utilizada en cualquier terminal EMV del mundo. Para compras y pagos en la tienda, la tarjeta biométrica funciona como cualquier otra tarjeta con chip: el titular inserta la tarjeta en el terminal del minorista colocando el dedo en el sensor incorporado para que se puedan verificar las huellas dactilares. Si los datos biométricos coinciden, se puede autorizar la transacción y la tarjeta no habrá salido ni un momento de las manos de su titular.

tarjeta de crédito biométrica

La autenticación de una transacción de pago con el sistema biométrico, en este caso a través de la huella dactilar, confirma de forma única que la persona que utiliza la tarjeta corresponde al titular de la tarjeta. Entre las ventajas de esta solución, destaca la compatibilidad con las infraestructuras de los terminales EMV existentes: los comerciantes no requieren más actualizaciones de hardware o software. Según Mastecard, la tecnología en cuestión permite a los emisores detectar y prevenir el fraude, aumentar las tasas de aprobación, reducir los costos operativos y fomentar la lealtad de los clientes. Además, en una versión futura, la tarjeta estará habilitada sin contacto, lo que agregará simplicidad y ventajas durante el pago.

Como se mencionó, las pruebas recientes en Sudáfrica involucraron a empleados de Pick n Pay y Absa Bank. Se realizarán más pruebas con la tarjeta biométrica en los próximos meses: se espera el despliegue global a finales de este año. Están previstas más pruebas en los próximos meses en Europa y la región de Asia y el Pacífico.