contador gratis Saltar al contenido

CES 2019, la “cascada” de color de LG en una instalación asombrosa

septiembre 17, 2020

Tras la emoción de OLED Canyon el año pasado, LG Electronics (LG) ha regresado a CES en Las Vegas con una instalación emocionante.

?LG OLED Falls? es un proyecto sorprendente y ?ultra inmersivo?, que aprovecha la tecnología y la flexibilidad de las pantallas comerciales de la empresa. Las cascadas OLED en la entrada al área de exposición de la compañía en el CES 2019 fueron creadas gracias a la instalación de 260 OLEDs “Open Frame” dispuestos en configuraciones cóncavas, convexas y planas, para simular el movimiento del agua gracias a varios radios de curvatura.

El fabricante explica que el proyecto destaca el potencial de la tecnología contenida en sus pantallas OLED Open Frame, capaces de garantizar un alto nivel de personalización. Gracias a las pantallas delgadas, con curvatura ajustable, es posible componer infinitas formas y sugerencias, creando multimedia y experiencias emocionantes que transforman el espacio en un contenedor para ser animado con creatividad e imaginación.

CES 2019, la

La tecnología OLED no requiere retroiluminación, por lo que la estructura de los paneles es simple y delgada, ofreciendo niveles nunca alcanzados en cuanto a ligereza y posibilidad de personalización. Cada píxel se enciende y apaga individualmente, asegurando un contraste infinito: desde los negros más profundos hasta los blancos más brillantes, pasando por una gama de colores reproducidos de forma precisa y natural. Gracias a esta tecnología y a los tiempos de respuesta ultrarrápidos de las pantallas, las imágenes se reproducen con una claridad cristalina, sin borrones ni rastros, incluso en las escenas en movimiento más rápido. Con esta tecnología, las pantallas Open Frame pueden flexionarse y adaptarse incluso a espacios que antes eran imposibles de animar, para instalaciones de señalización digital que se transforman en verdaderas obras de arte contemporáneo.

Ubicada en la entrada del sensacional stand de LG en CES, la instalación ofrecía espacio para imágenes fluidas y en movimiento. Los visitantes pudieron encontrarse frente a un mar de arena en un desierto soleado, la furia de las cascadas, el océano movido por las olas; sumergirse en la selva, perderse en un campo de flores movido por el viento o conquistado por los colores de las nubes al atardecer; encuéntrese rodeado por una extensión de linternas voladoras o sumergido en el espacio profundo, frente al espectáculo de una nebulosa.