contador gratis Saltar al contenido

Bosch y Baidu juntos para experimentar la conducción autónoma en China

septiembre 19, 2020

Para que la tecnología de conducción autónoma comience en China, todavía no existe un concepto consistente para crear mapas de alta precisión y constantemente actualizados: para este propósito, Bosch y Baidu colaboran con dos proveedores de tecnología de mapas, AutoNavi y NavInfo. Juntos, los cuatro socios están trabajando en una solución que permite utilizar la información recopilada de los sensores de radar y video de Bosch instalados en los vehículos para generar y actualizar mapas.

“La conducción autónoma no se puede lograr sin mapas de alta precisión: esto se aplica tanto a China como a cualquier otra parte del mundo”, explicó Rolf Bulander, miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH y presidente del sector empresarial Mobility Solutions durante preparativos para el Salón del Automóvil de Shanghai.

Conducción autónoma bosch y Baidu boschBosch apunta a un enfoque abierto y estandarizado. Los vehículos autónomos utilizarán los datos recopilados por los sensores de Bosch para determinar su posición, que es clave para la conducción autónoma. Los datos serán compatibles con los datos de mapeo del socio. Bosch, AutoNavi, Baidu y NavInfo tienen la intención de presentar su solución a finales de año.

Bosch y Baidu han configurado un automóvil experimental, basado en un Jeep Cherokee, para una conducción parcialmente autónoma en las carreteras chinas. El vehículo de prueba está equipado con varios componentes. Otras cosas incluyen cinco sensores de radar intermedios y una cámara multifunción para reconocimiento ambiental, así como el sistema electrónico de estabilidad ESP y el sistema de dirección asistida eléctrica (EPS).

China, que representa el mercado automotriz más grande del mundo, con aproximadamente 28 millones de vehículos producidos anualmente, también es un importante mercado de ventas para tecnologías de conducción autónoma. Los consumidores chinos ya están muy receptivos a este tema. En una encuesta realizada en seis países, el 74 por ciento de los chinos encuestados dijeron que acogían con satisfacción la rápida introducción de la conducción autónoma en su país. A modo de comparación, el valor correspondiente en Alemania cayó al 33 por ciento de los encuestados y al 31 por ciento en los Estados Unidos.