contador gratis Saltar al contenido

Aquí está Clips, la aplicación más sencilla que existe

septiembre 19, 2020

Llega Clips, la pequeña aplicación que faltaba para iPhone y iPad. Una aplicación que ha despertado el interés de muchos porque ofrece una forma de experimentar la modernidad de la “cultura del snack”, de la cultura mediática que ya no se vive como la producción y uso de contenido largo y estructurado, sino como una oportunidad para generar pequeños productos de video pero de gran impacto y complejidad estructural, combinado con la proverbial facilidad de uso del software de Apple.

Volvamos a los días del lanzamiento de iMovie y GarageBand, épocas épicas en las que la investigación no solo era tecnológica sino también y fundamentalmente en la interfaz. Clips retoma algunos elementos estructurales de estas aplicaciones: por ejemplo, gestiona su propia biblioteca de contenido, los “proyectos” que son creados por el usuario pero por otro lado sigue la filosofía de Apple (tomada de la de Unix) de tener aplicaciones colaborativas entre ellos, y luego acceder al rollo de fotos y videos para tener acceso a las imágenes / videos y guardar los clips. Además de un excelente archivo de material de archivo que le permite enriquecer aún más su trabajo.

Clips se posiciona en la gama de aplicaciones simples y desconectadas para dispositivos Apple. Fácil de usar, interfaz muy simple, es realmente una aplicación diseñada para usar con el pulgar hacia arriba en iPhone o iPad. Y una aplicación que promete una pequeña revolución, si es bien recibida, en la evolución de las otras aplicaciones de iOS dedicadas a un uso más ligero del dispositivo. Pero ojo: no te dejes engañar. La complejidad tecnológica de esta aplicación está ahí y su propósito es poder dar una herramienta potente pero fácil de usar en manos de los creativos.

A esto le sigue la idea de que la herramienta utilizada para la creatividad es “invisible”, desaparece en manos del usuario y permite liberar los instintos y habilidades de quienes allí trabajan: el sentido estético, el impulso, el ideas, sensibilidad. Las mejores herramientas son aquellas que no te obligan a pasar horas configurándolas y gestionándolas para poder hacer tu trabajo creativo, sino que desaparecen en un segundo plano y activan una especie de fusión protésica, se convierten en una extensión de tu brazo, tu ojo y tu propia mente, actuando natural e instintivamente. Después de todo, es la filosofía subyacente de Apple: una gran sencillez que engloba y hace desaparecer la enorme complejidad necesaria para que esto suceda.

Prueba de clips