contador gratis Saltar al contenido

Adiós a los nanómetros Tick-Tock: Intel anuncia una nueva estrategia de ola de productos

septiembre 19, 2020

[banner]…[/banner]

¿Se estanca la innovación? ¿No se hace más pequeño el transistor? ¿No es el chip más poderoso? Olvídese de la carrera de MegaHerz, la del consumo, de “núcleos” y nanómetros de procesamiento. Intel se lanza al ataque con una nueva estrategia: las “oleadas” de nuevos productos, una oleada al año para llegar a las orillas del mercado. Abandonar la histórica estrategia de renovación de chips Tick Tock, una renovación de procesos y una renovación de arquitectura alternativa, utilizada durante muchos años. Que esta pasando?

No es un tema trivial de cubrir, no se trata solo de marketing, porque Intel es un gigante, el mayor fabricante de chips del mundo. Y su estrategia de producción, ligada a la ley de Moore (la observación empírica de que cada dos años duplica la densidad de transistores) es el motor que impulsa el mundo de la informática así como el propio negocio de Intel. Con esta ley se regulan los objetivos de producción y las oleadas de nuevos productos.

La medida de Intel da inicio a la competencia que está a punto de lanzar chips de procesamiento de 10 nm, mientras que Intel está estancado en los 14 nanómetros actuales. ¿Otros van más rápido? No, Intel nos avisa. Primero tienes que volver a poner las métricas en su lugar. La de tamaño, así como la de MegaHerz, no está bien. Cuente la densidad de los transistores, los interruptores que llegarán a los cien millones por milímetro cuadrado en unos meses en los futuros chips de 10 nanómetros. Tienes que medir los transistores, que son de al menos dos tipos diferentes (Nand y FlipFlip) para poder saber cuántas cosas hay en un milímetro cuadrado de un chip. Entonces, si esto se reduce porque los transistores están más cerca (hiperescalado) o porque son más pequeños, es otro asunto menos importante.

Ondas de Intel

La densidad de transistores de hecho para Intel sobre todas las escalas, de hecho, hiperescala, gracias a las nuevas estrategias que le permiten crear versiones de 14 nm, 14+ nanómetros y 14 ++ nanómetros. Cada “+” representa una nueva generación del producto en el mismo proceso pero con hiperescalarización de los componentes. Que se vuelven más densos. Y se pueden “mezclar” con componentes de diferentes tamaños para diferentes propósitos (chips de IoT, chips móviles, chips de computadora, con más rendimiento, con menos consumo de energía, etc.).

La estrategia de la nueva ola es, por tanto, la que allana el camino para un cambio profundo en el mercado de los chips, difícil de explicar por su alto grado de tecnicismo pero particularmente rica en sugerencias si pensamos en lo que buscan los fabricantes de Intel: más espacio para sus chips al mejorar el procesamiento. Aunque hay quienes dicen que el problema no son los procesos sino las arquitecturas, que Intel no decide cambiar, perdiendo el tren de los teléfonos inteligentes y tabletas, donde Apple, Qualcomm y otros prosperan.

Quién sabe que las olas no pueden convertirse en un tsunami que abrume el mercado y la competencia.

Ondas de Intel