contador gratis Saltar al contenido

Monica Silva "Mi fotografía"

abril 6, 2020

Mónica Silva se cuenta a sí misma y a su fotografía, una historia intensa y llena de fuerza

Una promesa y un reflejo

por Monica Silvawww.monicasilva.it

Monica Silva www.monicasilva.it

Vengo de la nada, de nada que yo mismo creé, de nada que conquisté, de nada que obtuve aquí. Todavía podría ser esa niña en una de las muchas favelas de Sao Paulo, triste y hambrienta, rogando o desfigurando mi alma, o incluso vendiéndome en una esquina y terminando sintiendo envidia de aquellos que habían dado más vida. En cambio, decidí que ese no era mi destino, que podía cambiar las cosas con el único deseo de hacerlo sin pisar a los demás o intercambiar mi carne como lo han hecho hoy los pedófilos. Le susurré a mi corazón que un día cruzaría las puertas de los grandes señores, porque me recibirían como una princesa y así fue. Mi camino ya ha comenzado y no quiero, no puedo, bajar la guardia en mi escritura final, porque un día le prometí a la niña que lo haríamos, que llegaríamos a donde había soñado. Este soy yo en una verdad desnuda. Yo, con ojos soñadores, corazón palpitante de asombro, piernas fuertes y cabeza alta; este soy yo y para aquellos que quieran leerme, todavía tendré mucho que contar con mi alma, con mis imágenes. La fotografía me dio la oportunidad de comprenderme, encontrarme y ganar fuerza. El medio fotográfico para mí es un plato, El espejo del dios, parafraseando el título del libro de Stefano Ferrari que demuestra y certifica mi existencia. Investigué mucho, tomé muchos selfs antes de llegar a la conclusión de que una fotografía no es más que un reflejo de lo que somos. En cada paisaje, retrato o detalle que congelamos en los sensores de los medios de filmación, nos encontramos dentro con todo el poder de nuestro ser. Decidir qué foto me representaba hubiera sido casi imposible, porque soy cada foto que tomo y cada foto me representa a mí, así que aquí está la foto que quería publicar en este artículo. Un autorretrato, hecho con un iPhone, donde, en contraste con mi feminidad, puedes vislumbrar una mirada nostálgica, un pensamiento fuerte y consciente de lo que soy.