contador gratis Saltar al contenido

Proveedor de servicios de Internet inalámbrico: el futuro en peligro

abril 5, 2020

Unos pocos millones de usuarios de Internet, conectados a la red mediante tecnologías wi-fi, podrían quedar desconectados de la red de la noche a la mañana o volver a dividirse digitalmente. Es probable que los proveedores de servicios inalámbricos de Internet (WISP) que brindan servicios de acceso a Internet vía radio desde 2005, utilizando frecuencias de uso gratuito, vean peligro (…)

Unos pocos millones de usuarios de Internet, conectados a la red mediante tecnologías wi-fi, podrían ser desconectados de la red durante la noche o divididos digitalmente nuevamente. El proveedor de servicios de Internet inalámbrico (WISP) que legalmente desde 2005 ha estado proporcionando servicios de acceso a Internet por radio, utilizando las frecuencias de uso gratuito, corren el riesgo de ver a sus empresas en peligro debido a interpretaciones de las normas nacionales y de la UE que son extrañamente incorrectas y, en caso de demora de una década, por el Departamento de Comunicaciones del Ministerio de Innovación y Desarrollo Económico. que algunas inspecciones realizadas por las inspecciones territoriales en los operadores de WISP, en virtud de algunas circulares emitidas por el Departamento de Comunicaciones de MISE, están abordando de manera restrictiva el tema relativo a la legalidad del uso de frecuencias libres para la creación de redes públicas de comunicación. Después de casi diez años de inversiones y el crecimiento de un mercado ahora sólido, con millones de usuarios alcanzados por servicios inalámbricos, al menos sorprende lo que está sucediendo. Assoprovider afirma: "Debe recordarse que los operadores de WISP, sin beneficiarse de ningún financiamiento público, han permitido superar la brecha digital (exclusión del acceso a Internet) en grandes áreas sin interés para los grandes operadores, ejerciendo efectivamente una función pública importante ". Ante los informes recibidos por la Asociación y las recientes conversaciones con algunos representantes de MISE, Assoprovider reitera que "de conformidad con los principios y normas nacionales y europeas y con el interés legítimo de los usuarios (> 1 millón) y de las empresas que operan en el sector y en industrias relacionadas (> 10,000 empleados), trabajará con acciones de protección para evitar daños a las empresas y a los usuarios, derivado de interpretaciones incorrectas o maliciosas sobre la regulación de frecuencias de uso libre El presidente Assoprovider, ing. Dino Bortolotto, que está organizando activamente conversaciones con las partes interesadas, reafirma con determinación: está claro que estas lunas reguladoras que ocasionalmente afectan al sector no tienen lugar por razones técnicas o legislativas, dice Bortolotto, de lo contrario, la inconsistencia existente entre lo que está sucediendo en MISE y las licitaciones nacionales y regionales para redes inalámbricas pasadas y las que aún se publican en los portales en cuestión (por ejemplo, INFRATEL ed), además de los temas relacionados con el mercado de Internet de las cosas, la Agenda Digital, las escuelas 3.0, que ve el redes inalámbricas en el centro de estos ecosistemas. Bortolotto no deja el concepto a la mitad y aclara que los WISP no quieren ser el chivo expiatorio de un sector (el de Comunicaciones ed.) que ahora debe ser completamente reformado si no revolucionado, alineándolo con Europa y ya no con los intereses feudales del potentado de turno. Nos preguntamos por qué, en general, la economía nacional se deteriora visiblemente. Aquí, lo que sucede en nuestro sector es un ejemplo que explica en parte las razones.

En esencia, Assoprovider cree que la innovación y el desarrollo económico surgen de un deseo real de liberar al mercado de cordones y trampas. Por lo tanto, Assoprovider le pide al Gobierno y a MISE claridad sobre estos últimos eventos y que, como es el caso en gran parte de Europa, Los WISP italianos pueden seguir utilizando los recursos del espectro radioeléctrico, creyendo que los estándares europeos actuales permiten: – el uso de frecuencias de 2.4 GHz y 5 GHz para crear redes de acceso a Internet desde una ubicación fija (comunicaciones públicas desde una ubicación fija) – el uso de frecuencias de 2.4GHz, 5GHz para conectar puntos de acceso del mismo WISP (backbone) – el uso de frecuencias de 17GHz, 24GHz para conectar puntos de acceso del mismo WISP (backbone) – el uso de 2 frecuencias, 4 GHz, 5 GHz, 17 GHz, 24 GHz, para interconectar las infraestructuras de red de los operadores de comunicación. – Acceso a las frecuencias autorizadas por WISP

wifi, símbolo inalámbrico